Encuadernadora térmica (las 4 mejores): ¿cuál comprar en 2021?
Última actualización: diciembre, 2021

Tanto si estás pensando en informarte sobre la encuadernadora térmica como en comprar una, en esta guía-comparativa te tenemos cubierto.

Antes de pasar a la parte para ayudarte a elegir la mejor, vamos a ver los 4 mejores modelos después de analizar los que destacan por calidad-precio en el mercado.

Bestseller No. 1
Peach PB200-70 Encuadernadora, DIN A4, color blanco
  • Operación simple de un solo botón
¡Oferta!Bestseller No. 2
Fellowes Helios 30 - Encuadernadora térmica, uso frecuente, hasta 300 hojas
  • Capacidad de encuadernación hasta 300 hojas A4 (30 mm de grosor para varios documentos)
Bestseller No. 3
Olympia TB 1280 - Encuadernadora con función de detención automática tras 90 minutos en modo de...
  • Fundas de encuadernación: 1mm (10 hojas)-25mm (200 hojas), Tiempo del calentamiento: 3 - 5 Minutos
Bestseller No. 4
Peach PB200-70P - Encuadernadora térmica (DIN A4, listo para usar, solo 1 minuto, sistema de...
  • Lo más destacado: presentaciones "caliente" fáciles de hacer: la solución moderna para encuadernar documentos.

¿Con dudas sobre cuál elegir? vamos a ello.

¿Qué encuadernadora térmica comprar?

La clave de la encuadernadora térmica reside en las tapas o cubiertas que usarás para encuadernar tus documentos.

Existen varios tipos de cubiertas para encuadernación térmica, dependiendo de cuáles sean tus necesidades concretas.

Ahora bien, lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de elegir las cubiertas es el grosor de tus documentos. Si sólo tienes unas pocas páginas, entonces necesitarás una cubierta delgada. Por contra, si debes encuadernar más páginas, obviamente necesitarás una cubierta más gruesa.

En el mercado hay disponible una gran variedad de cubiertas térmicas, que normalmente oscilan entre los 1,5 y los 12 milímetros.

Así que antes de usar una encuadernadora térmica, asegúrate de medir tus documentos para así poder utilizar las cubiertas de la medida correcta.

Ten en cuenta que una vez que todo esté encuadernado, no podrás hacer ningún cambio.

Hay cubiertas para encuadernadora térmica de tipo duro y blando, pero el factor crucial es que ya disponen de un adhesivo en su lomo.

Ventajas de la encuadernación térmica

Desventajas de la encuadernación térmica

¿Una encuadernadora térmica es lo más adecuado para ti?

Si quieres encuadernar algo de forma profesional, entonces no hay ninguna duda de que ésta es la mejor opción.

El motivo es que produce resultados realmente excelentes en poco tiempo y con un esfuerzo mínimo.

Si vas a encuadernar libros, entonces necesitarás una encuadernadora térmica. Esta técnica también es usada en muchas imprentas para encuadernar otros documentos. Por otro lado, las tesis universitarias tienen un aspecto fantástico cuando se encuadernan así.

Además, los abogados pueden usarla para enviar documentos a sus clientes y a los juzgados, ya que es difícil quitar páginas y resulta obvio cuando alguien lo ha hecho.

Si tu empresa produce habitualmente folletos y catálogos y quieres que tengan un aspecto elegante y atractivo, entonces la encuadernación térmica es una fantástica opción.

Cómo usar una encuadernadora térmica

En cuanto hayas aprendido los pasos básicos, te será muy fácil usar una encuadernadora térmica.

  1. Imprime tus documentos y elige una cubierta que tenga el tamaño adecuado.
  2. Coloca tu documento dentro de la cubierta.
  3. Elige los ajustes adecuados en la encuadernadora térmica.
  4. Coloca la cubierta con el documento en la máquina.
  5. La encuadernadora térmica te avisará cuando el proceso haya terminado.
  6. Coloca el documento en la bandeja de enfriamiento.
  7. En cuanto el adhesivo se haya enfriado, ¡tu documento estará listo!

Encuadernación térmica en comparación con otros tipos

Resulta que necesitas encuadernar algo. Sin embargo, ¿cuáles son las opciones de las que dispones? Existen distintas técnicas de encuadernación, cada una con sus ventajas e inconvenientes, así que, ¿cuál deberías elegir?

Aquí tienes una guía rápida que te ayudará a tomar una decisión sobre si debes usar encuadernación térmica o alguno de los otros tipos disponibles.

¿Cuál es el tipo de encuadernación más barata?

Como ocurre con la mayoría de las cosas en la vida, puedes gastar tanto o tan poco como quieras para encuadernar algo, y tienes a tu disposición varias opciones dependiendo de cuál sea tu presupuesto.

De esta manera, si no dispones de mucho dinero y no quieres gastarte demasiado, entonces es posible que quieras considerar técnicas como la encuadernación barata con canutillos o espirales.

encuadernadora térmicaEstos dos métodos son muy asequibles, por lo que no tendrás que gastarte una fortuna en una encuadernadora (aunque, de nuevo, puedes gastarte más si quieres). Además, las espirales se pueden comprar en grandes cantidades a precios relativamente bajos.

Sin embargo, si quieres una opción realmente barata, entonces los encuadernadores deslizantes pueden ser tu mejor opción. No soy muy caros, y tampoco necesitan ninguna máquina de encuadernar.

En cuanto a la encuadernación térmica, las máquinas suelen ser bastante caras, especialmente si quieres algo para un uso intensivo.

Además, las cubiertas para este método de encuadernación son más caras que los canutillos y las espirales. Sin embargo, esto no supone una gran sorpresa si tenemos en cuenta que son cubiertas completas.

Por lo tanto, todo se reduce al presupuesto del que dispongas. Ahora bien, sea cual sea la cantidad que te puedes gastar, dispondrás de distintas opciones para tus necesidades de encuadernación.

¿Qué tipo de encuadernación tiene un aspecto más profesional?

tipos encuadernación térmicaSi lo más importante para ti es que los documentos tengan un aspecto profesional, entonces tu mejor opción será la encuadernación térmica.

Esta técnica es más parecida a la encuadernación de libros, y permite lograr un aspecto realmente profesional.

En concreto, es fantástica para folletos, catálogos y cualquier cosa que quieras enviar para causar un verdadero impacto en tus clientes.

Ahora bien, eso no quiere decir que los otros tipos de encuadernación no ofrezcan un aspecto profesional. El canutillo y las espirales siguen pudiendo ser atractivos, pero no transmiten tanta impresión como la que se consigue usando la encuadernadora térmica.

Sin embargo, hay un término medio, y es el uso de peines.

Aunque no ofrecen un aspecto tan profesional como la encuadernación térmica, esta técnica sigue pudiendo lograr que tus documentos tengan un aspecto increíblemente atractivo a la vista.

¿Cuál es el tipo de encuadernación más sencilla?

Bueno, para ser sinceros, ninguno de los distintos tipos de encuadernación es especialmente difícil. Sin embargo, algunos son ligeramente más sencillos que otros.

churros

Obviamente, los encuadernadores deslizantes son probablemente los más sencillos de utilizar, ya que no necesitan ningún tipo de máquina y es imposible hacerlo mal.

Una encuadernadora térmica también es razonablemente sencilla: sólo tienes que colocar los documentos en una cubierta y ésta en la máquina, para así dejar que el calor lo una todo entre sí.

La encuadernación mediante canutillo y espiral es ligeramente más complicada. El motivo es que si tus documentos no están alineados correctamente con los canutillos o las espirales, es posible que tengas que juguetear un poco para que quede bien, pero tampoco estamos hablando de ingeniería aeroespacial.

Añadiendo y quitando páginas

¿Vas a encuadernar un documento al que tendrás que añadir y quitar páginas? Si ése es el caso, entonces la encuadernación térmica no es la ideal.

No es que sea imposible añadir y quitar páginas en un documento encuadernado con esta técnica, pero tampoco es fácil.

Para ello, debes volver a calentar el adhesivo en la máquina de forma que la encuadernación se afloje.

Los canutillos y las espirales se pueden abrir y volver a cerrar sin dejar rastro. Por otro lado, los encuadernadores deslizantes y las anillas también son increíblemente sencillas en este sentido: sólo tendrás que deslizar el encuadernador, modificar el documento y volver a colocarlo.

¿Qué tipo de encuadernación lleva más tiempo?

La mayoría de las técnicas de encuadernación son bastante rápidas. Los canutillos y las espirales implican perforar el papel, insertarlo en el canutillo/espiral y cerrarlo.

Por lo tanto, en cuanto le hayas cogido el truco a la máquina, podrás hacerlo en un periquete.

Con una encuadernadora térmica tendrás que esperar alrededor de un minuto a que el adhesivo se derrita y una las hojas. Luego tendrás que dejar que se enfríe durante un par de minutos. Sin embargo, dependiendo de la encuadernadora térmica que compres, podrás encuadernar más de un documento a la vez, reduciendo así el tiempo que conlleva.

¿Qué debería buscar en una encuadernadora térmica?

La encuadernación térmica es una de las mejores técnicas disponibles en la actualidad para encuadernar documentos.

Este método te permite crear informes, antologías, propuestas y álbumes de fotos con un acabado extremadamente profesional que recuerda a los libros que puedes comprar en una librería de verdad.

De esta forma, con una encuadernadora térmica podrás crear de manera rápida y sencilla libros con tapa dura o blanda. Sin embargo, para lograrlo necesitarás la máquina correcta.

Así que a continuación te explicamos lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu encuadernadora térmica.

  1. Una buena marca. Hay muchos fabricantes de encuadernadoras térmicas, por lo que distinguir las mejores puede ser un poco complicado. Sin embargo, algunas de las mejores son Unibind, Fellowes y Pro-Bind. Estas tres empresas fabrican dispositivos fabulosos que merece la pena tener en cuenta. Además, disponen de productos que se pueden adaptar a casi cualquier presupuesto. Algunas de las máquinas a las que hay que echar un vistazo son la Unibind XU138, la Pro-Bind 1000 y la gama Helios de Fellowes.
  2. Es cierto que la encuadernación térmica es una de las formas más rápidas de elaborar documentos de alta calidad que impresionarán a cualquiera que los vea. De hecho, un ciclo de encuadernación puede llegar a durar sólo 30 segundos. Además, algunas máquinas te permiten encuadernar más de un documento al mismo tiempo, por lo que podrás terminar muchos de manera muy rápida. La encuadernadora térmica que elijas debería tener un temporizador, de manera que puedas saber cuándo están listos tus documentos. Eso sí, asegúrate de que dispone de un aviso visual y sonoro. De lo contrario, te será difícil saber cuándo ha terminado su trabajo la máquina.
  3. Longitud y grosor de los documentos. Casi todas las encuadernadoras térmicas son capaces de encuadernar documentos de tamaño A4. Sin embargo, si tienes pensado usar papel y cubiertas más grandes, necesitarás una máquina que permita encuadernar documentos con la longitud adecuada. También tendrás que pensar en el grosor, y elegir una encuadernadora térmica que lo permita. Por ejemplo, si tienes pensado crear libros con un grosor de 5 centímetros, entonces una máquina que sólo pueda encuadernar libros de 2-3 centímetros no te servirá. Por lo tanto, compra tu encuadernadora térmica dependiendo de tus necesidades.
  4. Bandeja de enfriado. Después de encuadernar tus documentos, tendrás que enfriarlos para que el adhesivo del lomo se asiente. Así que asegúrate de que la encuadernadora térmica que compres incluya una bandeja de enfriado capaz de albergar varios documentos. Además, ten en cuenta que las mejores bandejas de enfriado son metálicas. Obviamente, duran más que sus contrapartes de plástico.
  5. Ajustes para cubiertas duras y blandas. La encuadernadora térmica que elijas debería ser capaz de encuadernar documentos con tapa dura y blanda. Muchas de estas máquinas carecen de un ajuste de temperatura, así que asegúrate de que la que compres te permita elegir este ajuste para ambos tipos de cubiertas.
  6. Una buena garantía. Por último, asegúrate de que tu nueva encuadernadora térmica incluya una garantía decente para que te la reparen o sustituyan si fuera necesario.

¿Acostumbras a buscar las mejores ofertas en internet?

¡Nosotros también! Sólo tienes que entrar en nuestros grupo de Facebook para beneficiarte de las ofertas que encontramos. También para los que prefieren correo electrónico, puedes suscribirte al boletín.

Sabias qué...

Somos del todo objetivos. No aceptamos "sobornos" de marcas para hablar bien de sus productos.
Puedes apoyarnos comprando vía las ofertas de tiendas enlazadas. Salimos todos ganando. Saber más.
Los beneficios van destinados a mantener el blog y a apoyar proyectos de forestación de bosques.
Federico Hansen
Llevo trabajando con impresoras industriales e imprenta de periódicos en Suecia desde hace años. Parece mentira que alguien pueda aficionarse a esto, ¿no? Pues bien, ya puedes añadir a uno más en tu lista :)